Canapés de polenta frita con cebolla caramelizada y setas especiadas

Translate to your language

 

INGREDIENTES:

 

Para la polenta:

 

- 100 gr de polenta instantánea

- 425 ml de caldo de verduras

- 35 gr queso rallado vegano

- 1 Cucharada de margarina

- Sal

 

Para la cebolla caramelizada:

 

- 1 cebolla grande

- 1 Cucharada de vinagre de manzana

- 1 Cucharada de panela

- AOVE

 

Para las setas:

 

- 175 gr champiñones laminados

- 60 ml vino tinto vegano

- 1 diente de ajo

- Tomillo fresco (1 cucharada)

- AOVE

- Sal

 

ELABORACIÓN:

 

Comenzamos con la polenta, en un cazo vertemos el caldo de verduras, la margarina, el queso rallado y la sal (muy poca, porque ya estará muy potente de sabor). Calentamos hasta que se haya disuelto todo y agregamos la polenta, sin dejar remover en todo momento hasta que espese. Retiramos del fuego, y lo vertemos en una bandeja untada con aceite para luego desmoldar mejor. Calcula el tamaño del molde para que la polenta tenga más o menos 1 cm de espesor. Dejamos enfriar para que se compacte. 

 

Una vez que esté solidificada, desmóldala, y con un corta pasta o un molde cuadrado de emplatar, ve cortando la polenta y reserva los canapés para freírlos al final.

 

Mientras la polenta se enfría, podemos comenzar con la cebolla, una vez pelada y lavada, córtala en aros o en tiras, y las  pochamos a fuego lento con un poco de aceite de oliva en una sartén. Cuando estén tomando un color dorado, añade el vinagre y la panela, mezcla bien y termina de pochar, deben quedar con un color muy dorado rojizo y textura muy blanda. Cuidado que no se queme. Reservamos.

 

Por otro lado, en una sartén saltemos la setas bien limpias con un poco de aceite de oliva, mientras, podemos picar el tomillo fresco (si no tienes brotes fresco, puedes usar especias secas). Añadimos el ajo picado, saltemos unos minutos, e incorporamos el vino tinto y sazonamos. Dejamos reducir el líquido, añadimos el tomillo, removemos y retiramos del fuego. Reservamos.

 

Este es un aperitivo que se come caliente, como último paso, en aceite de girasol caliente freímos los cuadrados de polenta, no los muevas mientras se frían porque pueden perder su forma, cuando se doren ligeramente (crujientes por fuera), ve retirándolos con cuidado a un plato con papel absorbente.

 

Para emplatar, montamos encima de cada canapé de polenta un poco de cebolla caramelizada, y encima unas láminas de setas salteadas. Como punto final, puedes añadir un poco de mermelada de frutos rojos y un brote de tomillo.

 

Un aperitivo delicioso y un canapé diferente muy atractivo visualmente.

 

Contador de visitas

contador de visitas
No es posible ver el contenido de Powr.io debido a tu configuración de cookies actual. Haz clic en la Política de cookies (funcional y marketing) para aceptar la Política de cookies de Powr.io y poder ver el contenido. Puedes encontrar más información al respecto en la Política de privacidad de Powr.io.

Compártenos con tus amigos

Visita nuestro Facebook


Entra en el canal de Youtube

No es posible ver el contenido de Powr.io debido a tu configuración de cookies actual. Haz clic en la Política de cookies (funcional y marketing) para aceptar la Política de cookies de Powr.io y poder ver el contenido. Puedes encontrar más información al respecto en la Política de privacidad de Powr.io.

Síguenos en Twitter

No es posible ver el contenido de Powr.io debido a tu configuración de cookies actual. Haz clic en la Política de cookies (funcional y marketing) para aceptar la Política de cookies de Powr.io y poder ver el contenido. Puedes encontrar más información al respecto en la Política de privacidad de Powr.io.