Bolitas de patatas rellenas

Translate to your language

 

INGREDIENTES:

 

* Para el puré:

 

- 350 ml de agua

- 150 ml de leche de avena

- Una pizca de sal

- 150 gramos de puré de patatas en copos

 

* Para el relleno: 

 

- 150gr de champiñones laminados

- 1/2 cebolla

- 1/2 pimiento verde

- 1/4 pimiento rojo

- 1 zanahoria

- Queso vegano

                   

* Para el rebozado:

 

- Leche de soja

- Pan rallado

- Aceite de girasol

 

 ELABORACIÓN

 

Lo primero de todo haremos el puré para que se pueda enfriar y así poder manipularlo sin problemas.

 

Comenzamos añadiendo en un bol de cristal los 350 ml de agua y los 150 ml de leche de avena. Le añadiremos sal y seguidamente lo meteremos en el microondas durante unos 2 minutos a potencia fuerte.

 

Pasados el tiempo, lo sacaremos con cuidado y verteremos los 150 gr de puré de patatas y removemos hasta que nos quede una masa homogénea y consistente. ( Tiene que quedar bastante seco para poder manejar el puré, ya que luego lo usaremos para hacer las bolitas). Dejaremos enfriar, para luego manipular el puré sin quemarnos.

 

* Mientras tanto vamos a hacer el relleno: 

 

Picamos en pequeños trozos la cebolla, los pimientos, la zanahoria y los champiñones y los agregamos en una sartén con un chorrito de aceite hasta que veamos que toda la verdura ya esté pochada. También dejamos apartado para que se enfríe.

 

* Vamos a proceder a hacer las bolitas:

 

Cogemos con las manos una porción de puré y hacemos una bola con ella. La aplastamos como si fuera una hamburguesa y en el centro añadimos una cucharada del refrito y un pedazo de queso vegano. Para finalizar volvemos a hacer una bolita para dejarla cerrada.

 

Repetimos la acción anterior hasta usar todo el puré.

 

* Para el rebozado:

 

Vertemos leche de avena en un plato hondo y pan rallado en otro. Pasamos la bolita primero por la leche y seguidamente la pasamos por el pan rallado. (Nota: Si queremos que el rebozado se quede mas crujiente, podemos volver a repetir esta acción).

 

Finalmente en una sartén vertemos abundante aceite de girasol y lo ponemos a fuego medio alto. Cuando esté bien caliente, surmegimos las bolitas en el aceite y vamos girando la bolita para que no se nos queme por ningún lado.

 

Sacamos las bolitas y las ponemos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

 

Y ya tenemos nuestras deliciosas bolitas de patata rellenas para sorprender a las visitas con este original aperitivo, acompañado de la salsa que más te guste.